martes, 6 de junio de 2017

CINDERELLA FÚTBOL

Así como en la vida, en el fútbol todo tiene un comienzo, un despertar, un momento “Eureka”, que sirve de trampolín y de sustento para el futuro.

Ha pasado con el Ajax (Mitchell), Barcelona (Cruyff), Real Madrid (Di Stefano), Brasil (Pelé), Argentina (Menotti), y ahora Venezuela, que ya no es más la Cenicienta (Richard Páez).



No me quiero olvidar de muchos entrenadores que hicieron un gran trabajo por el fútbol Venezolano en sus horas más difíciles, gente como Pedro Castro, Waldemar Costa, Nerio Hernández o Lino Alonso (seguro me dejo alguno fuera), sembraron mucho fútbol para intentar levantar a la que era la “Cenicienta del fútbol”. Sin embargo, tengo la sensación de que,  quien dio el verdadero cambio fue Richard Páez.



Cuando se hizo cargo de la selección nacional (Durante las eliminatorias al mundial de Francia 1998), no solo logró que los resultados cambiaran, no sólo fue la primera vez que se ganaron en la eliminatoria unos cuantos partidos (si mal no recuerdo, se llegaron a ganar cuatro partidos seguidos, incluida una histórica victoria en Santiago, que fue la primera como visitante en la historia de la selección vinotinto), también comenzó un amor diferente por el deporte rey en la patria de Bolivar. Los estadios comenzaron a llenarse, los clubes se profesionalizaron, las academias y colegios (donde se practicaba mayoritariamente el fútbol), aumentaron de forma llamativa la cantidad de niños practicando el fútbol y por ende se contrataron mejores entrenadores. Pero en mi opinión Richard cambió sobre todo la mentalidad, comenzamos a jugar sin complejos, con ilusión y sueños, sin temor.

En Venezuela siempre hubo talento, la cantidad de descendientes españoles, Italianos y Portugueses, garantizaban que hubiese pasión, pero la falta de infraestructura y de un proyecto común era lo que predominaba, ver jugadores Venezolanos en el fútbol extranjero era muy difícil (Añor, Socorro, Rivas, Baena, Tortolero, De Ornelas, son de los pocos que recuerdo que pudieron triunfar fuera de Venezuela). Richard cogió el testigo de Castro y Alonso, que eran quienes más trabajaban por el fútbol base (Olvido muchos que fueron como Castro y Alonso en el interior del país), y dio identidad, dio sentimiento de pertenencia, y dio mejores infraestructuras. Comenzaron así los Arango, Rosales, Rondón, Miku a triunfar en las ligas de mayor prestigio. Ahora ya no los puedo nombrar, son cientos de futbolistas venezolanos triunfando en el exterior.


Al final de la etapa Páez, se dio una continuidad inteligente, Cesar Farías mantuvo esa identidad, y los que fueron jugadores de la generación Páez, ahora cogen el testigo y son capaces de mejorarlo.

El hecho de que ahora existan muchos y muy buenos jugadores en Venezuela, no es casual. Los entrenadores se han formado, yo conocí personalmente a José Hernandez (actual seleccionador sub-17), y luego de más de 18 años fuera de Venezuela, trabajando en España y Noruega, no he conocido a ningún entrenador con los conocimientos de José, ni su pasión, ni su constancia en estudiar y en superarse (y ojo que trabajo y he trabajado con entrenadores muy buenos). Estoy seguro que hay muchos Hernández, muchos Dudamel, Muchos Páez hoy en día trabajando por el fútbol Venezolano.



Los frutos de todo esto, lo estamos viendo en el mundial sub-20, Venezuela está entre los cuatro mejores del mundo, y solo es un comienzo. En los sudamericanos ya Brasil y Argentina no nos golean, de hecho, Brasil no clasificó al mundial y Argentina quedó apeada en la primera ronda de grupos.

Para el próximo mundial (Rusia 2018), ya Venezuela no podrá clasificar, pero las bases están sólidas para que en Qatar 2022 sea por fin la primera vez que se clasifique a un mundial, y seguro para ser protagonistas.




Enhorabuena, y desde la distancia, me siento totalmente orgulloso de ser un representante más del fútbol Venezolano.

martes, 30 de mayo de 2017

EL TRIUNFO DEL MODELO ¿SIN MODELO?

Desde hace ya mucho tiempo, en cualquier curso, congreso, seminario, ponencia de entrenadores de fútbol, uno de los principales temas se basa en el modelo de juego, en cómo construirlo, en elegir una serie de principios, sub-principios y sub-subprincipios que otorguen de una identidad al equipo.

En los dos últimos años he leído muchas críticas sobre la metodología de trabajo de Zidane y su cuerpo técnico, que si su metodología es anticuada, que el equipo juega sin un patrón de identidad, algo parecido escuché al principio de la era Simeone con el Atlético de Madrid (entrenamientos analíticos), no referente a su modelo de juego, qué es muy claro, sino a sus medios de entrenamiento, sin embargo, en ambos casos, lo que se plasma en el campo es diferente.

He intentado a fondo estudiar el Modelo de Juego del Real Madrid y no encuentro muchas respuestas. No tengo dudas de que es el mejor equipo del mundo, pero, ¿Por qué?

Es un equipo que hace todo bien. Y lo hace ajustándose al partido, a las exigencias del momento. Tal vez es el único equipo del mundo que es capaz de jugar varios partidos en uno solo. Para el rival es una gran dificultad saber contrarrestar el potencial del conjunto merengue. Si necesitan llevar la iniciativa es un equipo que tiene un ataque combinado extraordinario, su medio campo posee gran calidad y se incorporan de primera línea jugadores que generan superioridades y en zona de finalización cuentan con un sinfín de recursos para obtener el gol: centros, tiros de media distancia, desborde individual, paredes, etc.,  En la fase defensiva es más de lo mismo, si el partido necesita de pressing alto son solidarios y efectivos, si necesitan de pressing bajo (repliegue) son casi invulnerables cerca de su área. Es decir si el rival les roba la iniciativa y les domina (véase los partidos ente el Sevilla y Celta), no hay problema, se repliegan se organizan desde otra estructura y contraatacan como ya bien saben.

En el tema de las famosas transiciones hacen varias cosas y todas bien, al contraataque son letales, los mejores, en este aspecto siguen teniendo una identidad debido al estilo de sus atacantes (se sienten más cómodos con espacios) y a los extraordinarios lanzadores (Isco, Modric, Kross), si roban y pueden contraatacar, son los mejores del mundo, pero si el rival se reorganiza no tienen problema en convertir dicho contraataque en ataque organizado y aún ser muy eficaces. En las transiciones defensivas leen casi a la perfección cuando presionar, o cuando reorganizarse, y en ambas dictan cátedra.

Aún, si no les salen las cosas del todo bien cuentan con el recurso de la táctica fija, desde donde han marcado innumerables goles, extraordinarios lanzadores y mejores rematadores avalan su éxito en esta fase.



Entiendo que el Madrid tiene una plantilla super completa, en todas sus líneas tiene jugadores de gran calidad y ya no comentar en la profundidad de su banquillo. Pero debo hacer honor y destacar la difícil labor de Zidane, todos sabemos que no es fácil gestionar los egos de varios de los mejores jugadores del mundo, él lo ha hecho y lo está haciendo casi a la perfección, igual que su equipo.


Yo no voy a entrar en metodologías y periodizaciones (sería un artículo muy extenso), pero debemos estar abiertos a utilizar los medios necesarios para conseguir un fin (de forma lícita). Sin entrenamientos globales, sin periodización Táctica, también se pueden conseguir grandes resultados. El Real Madrid está mostrando que existen muchos métodos de trabajo, y que se pueden aplicar varios durante el proceso de entrenamiento, lo hace todo y todo lo hace bien.

sábado, 20 de mayo de 2017

OH CAPITÁN, MI CAPITÁN

Hace unas semanas anunciaban el adiós de los terrenos de juego dos jugadores, lo hicieron al unísono, dos capitanes en sus respectivos equipos y respectivas disciplinas: Antonio Jesus Vadillo Sánchez y Jesus Vázquez, uno capitán del Palma Futsal (fútbol sala) y el otro capitán del Recreativo de Huelva (fútbol).

Yo he tenido la suerte de conocer a ambos, incluso uno de ellos escribió el prólogo de un libro que escribí (Jesús Vázquez), en ambos encuentro muchas coincidencias, no solo el hecho de retirarse al mismo tiempo.



Ambos representan los valores más arraigados del deporte: Humildes, Comprometidos, Generosos, Disciplinados, han sido ejemplares en las victorias y en las derrotas. Los dos ya hacen pinitos de entrenadores, donde sin duda serán extraordinarios, porque para ser bueno profesionalmente, primero debes ser buena persona y ellos lo son. Pero lo que más puedo destacar de ellos es la pasión con la que han vivido su profesión, y de seguro con la que continuarán su carrara como entrenadores.



Son de esos jugadores que enaltecen la profesión, de esos que todo entrenador quiere para su equipo, de esos que solo saben sumar, asumiendo los roles que entienden deben efectuar.

A lo largo de mi carrera como entrenador he tenido ya varios capitanes de gran jerarquía, líderes de verdad, líderes que no sólo sirven para el deporte, mi homenaje para cada uno de ellos (no los nombro porque son demasiados y temo dejar a alguno fuera de la lista) todos  personas que representan los valores más íntegros de este deporte. En todos encontré los mismos valores que hoy resalto de Jesús y Antonio.

Gracias a Jesus Vázquez y Antonio Vadillo, sois y seréis un ejemplo para todos.


Un abrazo de gol

jueves, 13 de abril de 2017

RESACA DE LA CHAMPIONS

BARCELONA Y REAL MADRID: RESACA DE CHAMPIONS

El FC Barcelona y el Real Madrid han jugado la ida de la Champions con suerte dispar. Mientras el conjunto merengue prácticamente “sentenció” la eliminatoria ante el Bayern de Múnich, el conjunto blaugrana está a un partido de decirle adiós (otra remontada suena a utopía).

El equipo Culé está evidenciando problemas drásticos a la hora de la estrategia operativa de los partidos, es como si no tuviesen un plan b. Me explico, ya todos sabemos que el conjunto blaugrana es, tal vez, el mejor equipo del mundo en el juego de posición, y que además en su modelo está más que instaurada la famosa salida “Lavolpiana”, entonces, ante esto los rivales han optado por efectuar un pressing alto, intentando abortar a toda costa que comiencen elaborando desde zonas de inicio con éxito, sin embargo el equipo insiste en esta salida, incluso en los primeros minutos del partido, cuando el rival está con más energía. Advierto un error en la preparación del partido como tal (lo mismo ocurrió ya varias veces ante el Atlético de Madrid y ante el PSG en París), es decir, si sé que me van a presionar, por qué no juego en largo durante varios minutos (los primeros 20 por ejemplo). La idea sería de impedir perder balones en campo propio, y sobre todo, evitar que el oponente aumente su convicción y sus certezas con el pressing (normalmente, y como coincidencia en todos estos partidos, el rival recupera muchos balones en campo contrario, lo que genera dudas en el Barcelona y otorga energía y confianza al rival), el rival al ver que su labor tiene el éxito planteado, se reafirma, y lo hace cada vez con más convicción. SI planteas (por simple que parezca), que durante esos 20-25 minutos no se deben perder balones en zona de inicio, y que no se deben avergonzar por utilizar el balón largo, seguramente con el paso del tiempo podrán usar su modelo y estilo más habituales, pero con el rival más cansado, con menos certezas de que el pressing es lo adecuado (si voy a presionar y pegas el pelotazo, y repito, y así una vez más, en vista del poco éxito, cada vez me será más difícil hacerlo), y a diferencia de lo ocurrido en Turín, tal vez con el resultado diferente (El FC Barcelona comenzó a plasmar su modelo con el partido 2-0).

Luego están algunos principios del ataque organizado que no se aprecian. Casi ningún jugador hace desmarques de ruptura, todos la quieren al pie, y eso ante una defensa establecida y ordenada hace que dependas de genialidades individuales (cabe destacar que Iniesta hizo un desmarque de ruptura y Messi lo asistió para que quedase mano a mano con el portero, pero se me antoja poco para 90’). Por ejemplo Neymar, cada vez que recibió estaba en situación de 1vs2, o 1vs3, el lateral no se prodigó nunca para un 2vs2, y si hay un 2vs2, Neymar puede utilizar su excelente calidad en 1vs1 de mejor manera que en inferioridad. Al jugar Matthieu y Umtiti, la posibilidad de incorporar este lateral es casi nula, pero existen otras formas de general superioridad con llegadas en ruptura de los interiores (Acción que el Barcelona siempre ha dominado), es decir diagonales a la espalda del lateral, o llegadas al espacio generado por el delantero (ninguna de las dos las he visto). Algo parecido ocurre cuando Messi recibe, existen pocas opciones de pase, la mayoría de jugadores están estáticos y así es más fácil defenderle, aunque se saque dos pases magistrales de gol, necesita algo más para enfrentar a equipos de la magnitud de la Juventus.

En la defensa establecida, el Barcelona ya no efectúa el pressing como antes, lo de defender hacia adelante a pasado a un retroceso de muchos jugadores, un ejmplo es el primer gol de la Juventus, vemos como Mathieu retrocede hasta el área ante el 1vs1 de Cuadrado, le deja entrar al área con demasiada distancia (no hay acoso ni posibilidad de entrada). En el segundo gol la segunda línea defensiva no llega y la línea defensiva retrocede en demasía, olvidándose del principio de que la zona no marcará el gol, lo marcará el oponente.

En mi opinión, cuando Luis Enrique tomó el mando del FC Barcelona, hubo un cambio importante, el abrió el abanico de posibilidades y era un equipo con muchos recursos, no solo los que le hacían fuerte en antaño, añadió contraataques efectivos y juego directo, que combinado con la gran calidad de posesión que aún posee el equipo, se hacía casi imbatible. Sin embargo, a finales del año pasado y en eta temporada, vuelve a evidenciar los mismos problemas que en la era Tata Martino y Tito Villanova: Solo ganan si juegan muy bien o si uno de sus cracks resuelve, ante equipos de su mismo nivel se les hace muy cuesta arriba.

REAL MADRID

El Real Madrid es otra cosa, justo la opuesta. No necesitan jugar bien para ganar, y sus recursos parecen infinitos. Si juegan bien casi siempre ganan, y si no, también. Al igual que el conjunto culé, en un día malo, sus cracks pueden solucionar la papeleta. Pero el abanico es más amplio, son extraordinarios en los contras, muy buenos en ataque establecido, y por si fuera poco, son tal vez, el mejor equipo del mundo en ABP. Incluso, jugando mal, pueden optar a sacar centros constantes al área, donde son muy potentes, y si no es Cristiano, es Benzema, o Sergio Ramos, o Bale, o Morata, todos muy potentes en el juego aéreo.

Otro aspecto diferencial es respecto al rendimiento de los menos habituales, El Real Madrid puede darse el lujo de descansar a Cristiano, y a Modric, sin que el rendimiento del equipo se vea afectado. El Barcelona sin Messi o sin Iniesta pierde demasiado y sus sustitutos no dan el mismo rendimiento (ni siquiera cercano).

Incluso cuando parecen inferiores al oponente (ayer lo parecían ante el Bayern), sacan un espíritu ganador, difícil de igualar, ante la adversidad son muy fuertes física, técnica y sobre todo mentalmente.

CRISTIANO Y MESSI

Entrar a compararlos sigue siendo absurdo, pero está claro que todo jugador necesita un equipo, y ahora mismo Cristiano está mejor respaldado que Leo. Los dos siguen siendo diferentes, y los mejores.

Cristiano se está transformando el delantero centro. Dudar de Cristiano parece un absurdo, yo no he visto a nadie moverse en el área como el portugués, su inteligencia táctica para ganar los duelos y para percibir mejor que nadie donde caerá el balón, lo siguen haciendo un goleador increíble, el mejor que he visto (en ambos goles de ayer se puede observar, primero como ve que la defensa del Bayern se olvida de el con intención de defender la portería y rápidamente aprovecha ese espacio, o en el segundo como anticipa y gana el duelo para definir con maestría). Sus números por lógica irán descendiendo, pero no, lo que intimida a los defensores, pues en el juego aéreo es casi imposible de defender y posee recursos técnicos que hacen que sea casi infalible de cara al gol. Es cierto también que fuera del área cada vez es menos trascendente, pero, los partidos se ganan con la eficacia en el área y como el portugués no hay otro. No tengáis dudas que los dos pases de gol que efectuó Messi ante la Juventus, si el receptor hubiese sido Cristiano, en las estadísticas, Messi tendría dos asistencias más

Messi es otra transformación, tal vez cada vez más alejada del gol, pero más cerca de la organización. Su visión de juego y el 1vs1 son muy difíciles de contrarrestar, yo no tengo dudas de que es el mejor del mundo y a diferencia de Cristiano no depende del gol, aunque en eso siga siendo muy eficaz. Al igual que Cristiano, es lógico que sus números vayan en descenso, (siguen siendo extraordinarios). La diferencia estará siempre en el rendimiento del colectivo, y ahora mismo el Real Madrid parece mejor que el FC Barcelona. Eso sí, yo pago la entrada para verles jugar.


PD: Me gustaría haber escrito sobre el Atlético de Madrid, pero no he podido ver el partido. No hay dudas de que son candidatos firmes a ganar la competición.




viernes, 11 de noviembre de 2016

EL MEJOR ¿DE LA HISTORIA?


Ante todo debo aclarar que soy Maradoniano desde que tengo uso de razón, crecí admirando al Diego, todo lo que hacía en un terreno de juego me maravillaba al extremo. Incluso cuando salió a la luz la amarga historia con la droga, si, incluso en ese momento le seguí admirando.

Desde hace 12 años estamos en presencia de otro extraterrestre, uno diferente, más educado, más tímido, menos líder, pero igual de maravilloso. Ver a Lionel Messi jugando es un verdadero placer para la vista, y a los que nos gusta analizar el juego (creo que lo hacemos todos los entrenadores), es una lección de táctica, técnica. psicología, coordinación, etc.
 

Yo siempre he sido del Real Madrid, y uno no cambia los colores fácilmente, aunque a mi edad y en mi contexto profesional, eso ya importa poco. Lo que me importa es sentarme a ver un partido y aprender, y disfrutar. Eso me pasa cuando veo a Messi, siempre me deja algo, aunque sea una sola acción de mérito, que vale la pena por ver el partido. Lo más extraordinario es que juega bien 8 de cada diez partidos, y esos dos que no muestra su nivel, o que juega "mal", ya me hubiese gustado a mi jugar a ese "mal" nivel.

No voy a entrar en detalles de si se merece los premios o no, de si Cristiano es mejor o no, eso es para que cada uno de una opinión diferente y respetable. A mí en particular Cristiano me parece otro jugador increíble, pero no al nivel de Messi , lo de Leo es algo inusual, en donde juegue es el mejor.

Yo veo un partido de fútbol y si está Messi es algo diferente, ya sea con el Barcelona o con la selección Argentina . Es obvio que existe la Messidependencia, ¿no extrañarías tu a tu mejor jugador en cualquier partido?, y cuando ese jugador es el mejor del mundo es obvio que se le eche en falta y que el rendimiento baje enteros.

Ahora vienen los votos por los premios individuales (que curiosamente parece que solo lo puede ganar alguien que gane algo colectivo), leo a menudo que el favorito es Cristiano por haber ganado Champions y Eurocopa, sin embargo se le otorgó el premio al mejor jugador de la liga (Torneo que no ganó el Real Madrid), lo cual demuestra que muchas veces no tiene nada que ver el ser campeón con ser el mejor. Yo no tengo derecho a voto y considero que Griezman merece estar entre los mejores (fue el mejor en la Eurocopa)así que si me preguntan yo tengo claro a quien dárselo, eso sí, no me enfadaré si  gana otro.

 

NINGÚN JUGADOR ES TAN BUENO COMO TODO UN EQUIPO.

Esta frase mítica del gran Alfredo Di Stefano, me vino a la memoria ayer (hoy) durante el partido entre Brasil y Argentina. Como ya escribí anteriormente, me gusta ver jugar a Messi, así que madrugué para disfrutar del gran clásico mundial de fútbol (que no fue tal). Brasil ha sido infinitamente superior a la albiceleste, que, aunque cuente en sus filas con el crack mundial, no pudo en ningún momento llevar la iniciativa y el control del juego.

Pero igual, ante un rival muy superior, la única sensación de peligro que dio Argentina siempre pasaba por los pies de Messi, que fue detenido con faltas la mayoría de las veces.

No hizo Messi un buen partido, porque como todos, necesita del equipo, y Argentina no controló ningún momento del juego, sin embargo es capaz de sembrar el miedo en cualquier acción, y un equipo rival muy superior (ayer Brasil lo fue), solo le detiene con acciones antirreglamentarias.

Como me sucedía con Maradona, un partido malo de Messi, es un partido extraordinario para la mayoría, y me pregunto, ¿Alguien ha jugado tres finales de los torneos más importantes del fútbol mundial?, ¿Alguien ha jugado tres finales en los torneos de su barrio?
La pregunta que me hago hoy no es si Messi es el mejor del mundo, es solo si estamos, no sé, tal vez, ante el mejor jugador de la historia. Disfrutémosle.

 

 

sábado, 16 de julio de 2016

Y, ¿EL FÚTBOL?


¿Y EL FÚTBOL?


Terminó la Eurocopa, y creo, es el momento ideal para un pequeño análisis sobre la misma y la Copa América. No deseo hablar sobre los medios de comunicación, lo cuales cada vez hablan menos de fútbol, intentaré controlarme.

Lo primero que tengo que decir es que la Eurocopa me pareció en general de un nivel muy mediocre, de hecho, el campeón, terminó ganando más con la convicción de no perder, que del propio deseo de ganar. No nos debemos dejar engañar por cortes de pelo extravagantes o físicos portentosos, el fútbol es algo más.

Aún así, siguen existiendo futbolistas rebeldes, esos por los cuales se paga una entrada, esos que no tienen los mismos miedos que sus seleccionadores. Me aburrió ver la Eurocopa, pero, unas veces Hazard, otras Bale, y casi siempre Griezman, me ayudaron a recordar que el fútbol es algo más que táctica y modelos de juego.

La Copa América es más entretenida, tal vez menos "táctica", yo más bien diría: Más respetuosa de las cualidades de los jugadores. Aún así, en muchos casos sucede lo mismo, se repite y se repite el libreto, eso si hasta que aparece el Messi de turno, o el Alexis Sánchez, ahí me levanto y me divierto.

El mayor factor común en ambas competiciones es: Qué mal se está jugando al fútbol, cada vez se parece más a un videojuego, donde 22 personas obedecen a sus respectivos "coaches" para "ganar".

EN ATAQUE

En ambas competiciones se ha visto cierta evolución de la tendencia hacia el juego posicional. La mayoría de las selecciones busca la famosa salida "Lavolpiana", lo que varía son sus intérpretes. Los equipos buscan crear superioridad numérica en el inicio, unos equipos toman más riegos (Alemania, Italia, Croacia, Chile, Colombia, Argentina), respaldado por la mayor calidad de sus jugadores. Estos intentan un juego más elaborado, buscando constantemente el hombre libre. He observado que la mayoría tiene tendencia de llevar a los extremos hacia adentro y los laterales ocupan la banda, entonces estos participan en la fase de creación de forma activa y en la zona de finalización pocos llegan con sorpresa , he aquí, para mí, un pequeño problema. Estas selecciones dominan en mayor parte el balón, tienen más posesión, sus rivales terminan replegando y defendiendo muy cerca de la propia portería, buscando robar y una transición ofensiva eficaz, por lo que se necesitan jugadores que lleguen desde segunda línea para romper, puede ser un interior o un lateral, aunque parece que estamos creando laterales más preparados para crear y generar fútbol que para incorporarse con fuerza y sorpresa. Alemania es la que mejor aplica los principios del juego más combinativo, amplitud, movilidad, superioridad numérica, distraer para atraer, jugar con los más alejados, jugar con el tercer hombre. Sin embargo ha presentado serios problemas para finalizar con éxito sus acciones, creo que principalmente por la ausencia de jugadores capaces del desequilibrio individual.

El resto? todo muy físico, muy emocional, mucha voluntad y poco juego, aún así se puede ser campeón, pero se podrá instaurar una tendencia?
EN DEFENSA

En la fase defensiva los equipos optan por intentar evitar que los rivales inicien el juego con comodidad, no es un pressing adelantado propiamente dicho, el objetivo, más que querer recuperar el balón es obligar al rival a balones más largos y directos. Tan solo Chile ofrece una intensidad defensiva con intención de recuperar pronto el balón, además de saber muy bien que hacer al momento de recuperarlo.

LOS CAMPEONES



Según he podido observar, he visto como casi siempre, que terminan ganando equipos que crecen durante la competición. Portugal no comenzó bien, su fútbol y modelo cambiaron mientras competían. En sus primeros partidos ofrecieron una tendencia al juego combinativo sin demasiado éxito, muchas pérdidas en zonas de inicio y creación y bastante errático cuando eran capaces de generar situaciones de gol. Esto en mi opinión, traía como consecuencia una selección débil defensivamente, con muchas dificultades para reorganizarse ante las constantes pérdidas del balón, había mucha distancia entre líneas y dificultades para el retorno de los más adelantados. Pero, todo cambió al lograr la clasificación, optaron por un juego más compacto, menos atrevido con el balón y con buenos contraataques, así se hizo una selección muy fuerte en la fase defensiva, recobró lo compacto que se necesita para poder recuperar balones y aprovechó mejor a sus atacantes en contras fulminantes, estos ya no intervenían tanto en el juego, pero, con espacios ofrecían más soluciones y mucho mejor balance a la hora de la transición defensiva, ya que el equipo arriesgaba menos (creo que sus jugadores están más preparados para un juego de transiciones que para un juego más elaborado). Se hicieron fuertes, cambiando radicalmente la propuesta original, me recordó a la Argentina del último mundial, que comenzó queriendo controlar los partidos y terminó ofreciendo un juego de contraataque.

Portugal, además de cambiar, ofreció un estado de ánimo diferente, se convirtió de repente en un equipo, solidarios, generosos, comprometidos, humildes, así llegaron y ganaron la final. No destacaron por sus grandes individualidades (que las tiene), pero todos se unieron para ceder el protagonismo individual y unirse al colectivo. Bravo por su staff, por saber cambiar la dinámica y por sus jugadores, por saber hacerse fuertes donde comenzaron más débiles. Esto me demuestra que los modelos a veces no están muy adaptados a sus jugadores, y cuando se encuentra el equilibrio, cuando los jugadores se siente bien en su rol, las cosas cambian. Portugal se ha sentido mucho más a gusto en el plan de "víctima" y ha terminado siendo el ganador. No quiero decir que me gustase su propuesta, pero si he de reconocer que estas cualidades salieron a relucir por el beneficio del grupo.

Chile, es diferente. Ganó porque hace tiempo que sigue un modelo de trabajo, ellos si lo tienen claro, y su victoria no viene de un torneo, o suerte, o demás condiciones que nos cuesta evaluar. Chile desde hace años comenzó a destacar con esta generación en torneos internacionales sub-17 y sub-20, ahora recogen los frutos. Bielsa comenzó dando identidad a una generación fantástica de jugadores y Sampaoli lo mejoró, sin dejar su estilo, ahora Pizzi parece poder seguir la secuela, a pesar de un comienzo titubeante.

En lo que si se parecieron es que Chile también creció durante el torneo, pero a diferencia de Portugal, mantuvo su idea de juego en todo momento. Presión asfixiante, intensidad y bloque defensivo alto, transiciones vertiginosas y calidad individual para desestabilizar en zona de finalización. Los principios del juego combinativo que antes destacábamos en Alemania, Chile los practica, sin embargo es muchos más vertical y tienen más éxito en el momento defensivo (recuperan más balones cercanos a la portería adversaria).

LOS CRACKS





El fútbol en muchos aspectos no cambia, todas las selecciones utilizan sus herramientas para que sus mejores jugadores participen más. Es admirable ver como Francia elabora un juego donde Griezmann se ve favorecido para jugar entre líneas, eso sí, Francia se hace fuerte desde lo físico y Atoine proporciona esa cuota de talento para desequilibrar en la zona final. Algo muy similar ocurre con Messi en Argentina y Hazard en Bélgica. Si no participan, parece imposible que su selección finalice con opciones de gol.
La Eurocopa nos ofreció un perfil de jugadores muy físicos, jugadores que dominan las transiciones y llegan a todos lados con gran potencia. Tal vez por eso, Pepe y Renato han sido los más destacados en la selección campeona. Pero los mejores siguen siendo los que piensan.

Griezmann ha sido fantástico, cada vez que intervenía daba la sensación que algo diferente podía pasar. Algo parecido me ocurrió con Hazard, gran jugador, se mueve entre líneas como pez en el agua y tiene una panorámica excelente para filtrar pases y asistencias.

Bale es quien mezcla ambas cosas, prototipo de jugador moderno. Tiene un físico providencial y mucha calidad en sus pies, tal vez aún tome decisiones precipitadas o queriendo que todos vayan a su ritmo, sin embargo cada vez es mejor en dicha faceta y ha hecho un torneo destacado.



En la Copa América me deslumbro Arturo Vidal, que dinámica e intensidad para jugar al fútbol y con muy buenas tomas de decisiones. En ataque tiene la capacidad de elegir al compañero mejor ubicado para un fútbol combinativo, está siempre dando el equilibrio perfecto para ayudar en la transición defensiva y tal vez es por ello que en las transiciones siempre está para robar y para contraatacar. Creo que junto a Modriç son los mejores centrocampistas del mundo (humilde y discutida opinión).

Messi me encantó, este jugador cada vez se reinventa, hizo una Copa América increíble, a un nivel estelar, para ser campeón, lo que pasa es que a veces la excelencia no basta y hoy por hoy Chile es más y mejor que Argentina. Lo que hace Messi es extraordinario, juega en el medio y distribuye y asiste con una visión de "francotirador", juega de extremo y es imparable en el 1vs1 y si de vez en cuando ronda el área como un "9" o falso "9", tiene el instinto goleador de los mejores, y si todo falla, pues en los tiros libres se ha transformado en un verdadero especialista. Su único pero: los penalties.

EL RETORNO DEL "9"


Hubo un momento, cuando España  y el FC Barcelona lo ganaron todo con un extraordinario juego posicional que pareció que el "9" clásico iba en camino de su extinción. Pues hay que recuperarlo, casi todas las selecciones optan por uno, que juegue muy bien de cara y sobre todo que sirva para ganar esos balones directos para salir de la presión del rival, así ganar la segunda jugada y apostar por el vértigo. Además la mayoría de los equipos terminan sus jugadas con centros, y aquí se hacen fuertes las selecciones con jugadores capaces de anticipar o en su defecto, arrastrar defensores.




¿CRISTIANO GANÓ Y MESSI PERDIÓ?

Que harto estoy de esto, quien defiende a Cristiano o a Messi menosprecian al oponente. Por qué?, ¿por qué, para destacar a uno tenemos que decir que el otro es malo?, como si se pudiera jugar mal al fútbol y meter 60-70-90 goles. Absurdo.

Cristiano no ha hecho una gran Eurocopa, pero ha sido solidario y en algunos momentos puntuales ha desequilibrado lo suficiente para dar oxígeno a su selección, con eso bastó. Decir que solo empuja balones o desaparece en los momentos cruciales es no reconocer su talento. No he visto en mi vida a un jugador que se mueva mejor sin balón dentro del área, es increíble lo que hace. Cierto es que el Real Madrid y Portugal no han ganado por su aportación individual, pero él ha sabido ejercer un papel secundario para sus equipos.

Messi?, ya he dado mi opinión. Cada vez me parece mejor jugador, y al igual que Cristiano ha cedido en aspiraciones individuales para beneficiar al colectivo. Verle jugar es una lección de fútbol, de fútbol del bueno.

Así es el fútbol, Messi hizo un gran torneo, pero no salió campeón, Cristiano estuvo a buen nivel, pero por debajo de lo que se le espera y Portugal ganó, y ganar hace feliz. Eso si, dejemos de menospreciar al otro, los dos son jugadores de otro planeta y tenemos el privilegio de disfrutarlos, no de sufrirlos.




martes, 17 de mayo de 2016

¿ÉXITO O FRACASO?


En esta sociedad donde todo se vende muy fácil y pronto, parece que el éxito está solo ligado al resultado, no importa el cómo. Eso me preocupa enormemente, porque se valora con éxito a aquel que por ejemplo tiene dinero y posesiones, sin saber cómo las ha adquirido.

En el deporte cada vez estamos más dependientes de si se gana o se pierde, una mala costumbre, se cree que el que pierde es un fracasado y el ganador un gran triunfador, sin saber que hay detrás de todo ello.

Hace poco dejé España, con ello mis dos últimos proyecto de fútbol. El Vivasports es un proyecto que nació con la idea de ser diferentes y originales, vaya si lo hemos logrado, sin duda después de 4 años este club ha crecido, y se ha mantenido diferente, buscando otra idea de lo que es el deporte formativo. Este club en 4 años ha logrado ya 5 campeonatos de futbol sala y tres ascensos en fútbol, también dos descensos, los cuales son recordados a diario. Pero más allá de los resultados, yo he visto como trabajan, como luchan ante adversidades, sin quejas, sin excusas.


Es uno de los pocos clubes que no tiene campo propio para entrenar, y debe hacer maravillas para poder encontrar instalaciones, es el único club que se ha animado a que sus equipos compitan en fútbol y fútbol sala, con lo cual requiere de una mayor cantidad de recursos humanos, lo que a su vez lleva a más recursos económicos, no se seleccionan jugadores, contamos con aquellos que en otros clubes no participan o no cuentan con ellos, y en el Vivasports encuentran otra oportunidad de disfrutar del deporte. El que solo vea que este año el infantil ha descendido en el fútbol, lo siento, es un ciego. Para mí lo que he visto crecer a todos los equipos del Vivasports es una maravilla, recuerdo el año pasado con los infantiles, cuando comenzamos la temporada no creíamos que pudiéramos destacar en futbol ni en futbol sala, que equivocados estábamos, el equipo en fútbol ascendió (segundo lugar, y subcampeón de Mallorca) y en fútbol sala logró el campeonato de la mano del maestro Miquel Vidal. Pero no quiero sacar pecho de resultados, se trata de otra cosa, ver la transformación de esos chicos que generalmente llegan tristes, frustrados hartos del fútbol, y en pocos días verles sonreír, disfrutar del fútbol y encontrar su verdadero potencial es el verdadero éxito.

Mi otro proyecto comenzó con el Playas de Calvià de tercera división, este proyecto lo asumí sabiendo de las dificultades que se tenían de antemano. El pasado fin de semana el Playas ganó, pero no le bastó para mantener la categoría. Sé que de fuera la mayoría pensará que ha sido un fracaso, yo no lo creo. Tan solo adquirir la responsabilidad de formar parte de la aventura ya es un éxito. Junto a Jordi Gibert y Miguel Moreno buscamos armar un equipo, y vaya si lo logramos, es un grupo fantástico, de jugadores jóvenes en su mayoría y que han trabajado como verdaderos profesionales para mantener al equipo, han tenido que superar un montón de adversidades y aún así han llegado a la última jornada con opciones de salvación. No puedo ver a esos jugadores y pensar que se ha fracasado. Tampoco es hora de buscar excusas, se luchó al máximo. Yo salí en Enero del equipo, pero soy parte de él, y si el descenso es un fracaso, pues yo lo soy, aunque no me siento como tal. ¿Por qué?, sencillo, porque nos dejamos la vida para sacarlo adelante, porque el grupo trabajó con deseo de mejorar y con gran intensidad, y sobre todo porque se levantó muchas veces luego de un gran golpe, ese es su éxito. Enhorabuena.


La vida me ha traído a Noruega para vivir una nueva experiencia, el IK Start en Kristiansand. Es un club fantástico, una familia. Todos trabajamos arduamente y de forma muy profesional para que el club alcance sus máximas cuotas de rendimiento, tanto el fútbol base como el profesional. Ahora el club es último en la clasificación de la primera división (Tippepigaen), pero yo veo como entrenan, como luchan, como juegan. No se puede hablar de fracaso, son profesionales como el que más y seguro sacarán la situación adelante, pero espero que los resultados no nos engañen. Ahora no se gana, pero se trabaja muy bien y como un equipo, todos unidos, que es la mejor fuerza y valor que se tiene para lograr el éxito.


El pasado fin de semana la liga Española llegó a su fin, hay un campeón, y seguro no es el único que ha alcanzado el éxito, para muchos el Rayo Vallecano ha sido un fracaso porque han descendido, pero podemos recordar sus grandes actuaciones en los últimos años, su valentía para afrontar retos, sin duda su estilo, es su éxito.

Invito a ver más allá de los resultados, o pregunto ¿solo admiramos a Nadal cuando gana?, ¿Messi tiene que ganar un mundial para ser el mejor?, ¿Cristiano debe marcar tres goles en la final de champions para justificar su ficha?, mi respuesta es clara, ¿la tuya?